logo
logo

Técnica y consejos de paddle surf

TÉCNICA Y CONSEJOS DE PADDLE SURF:
TODO LO QUE DEBES SABER PARA DISFRUTAR DEL PADDLE SURF DESDE EL PRIMER DÍA

El paddle surf es, sin lugar a dudas, el deporte acuático de moda. Si tú también quieres saberlo todo sobre el paddle surf, estás en el sitio correcto.

No importa si estás en el grupo de los principiantes o si tienes un nivel más avanzado. Aquí te explicamos de una forma sencilla todo lo que tienes que saber para aprender a practicar el paddle surf correctamente desde el principio y así disfrutarlo al máximo.

Si es la primera vez que te acercas a este divertido deporte, te recomendamos iniciarte en una escuela de paddle surf, donde aprenderás los pilares básicos del SUP y evitarás adquirir malos hábitos. Cuando tomes un par de clases de paddle surf, ya estarás enganchado y deseando tener tu propio material.

Si no te lo crees, mira este vídeo para abrir tu apetito. 😉

Antes de comprar, lo ideal es que alquiles el material de SUP varias veces, probando diferentes tipos de tablas y remos hasta descubrir cuáles se adaptan mejor a tus circunstancias. Una vez lo tengas claro, ¡adelante! Te animamos a adquirir tu propio equipo de paddle surf para disfrutar de sus aventuras cada vez que te apetezca.

Ahora ya estás preparado para que te ayudemos con unos consejos básicos que todo paddler debe tener claros para practicar el paddle surf correctamente y sacarle el máximo provecho. ¿Vamos a por ellos?

Como ocurre con todos los deportes y actividades, en el paddle surf los principiantes deben interiorizar una serie de consejos básicos que harán el aprendizaje más rápido y eficiente:

1. Asegúrate de que las condiciones meteorológicas son adecuadas:

Antes de salir al agua con nuestra tabla y remo, es importante que compruebes cómo está el mar donde piensas hacer SUP. Practicar el paddle surf resulta relativamente sencillo y muy muy agradable cuando el agua está tranquila. Sin embargo, el viento y las olas pueden dificultar tanto nuestra estabilidad como nuestro avance.

Por lo tanto, antes de salir a remar echa un vistazo al estado del mar en cualquier dispositivo electrónico. Sólo te llevará un par de minutos y te asegurarás una salida de lo más placentera.

2. Equípate bien:

Siempre que salgas a hacer paddle surf recuerda utilizar una crema protectora para el sol, pues la probabilidad de quemarse es mucho mayor cuando nos encontramos en el agua.

En función de la temporada en la que nos encontremos y de la temperatura del agua, elige las prendas que mejor te protejan del exterior.

Además, procura llevar siempre agua para mantenerte hidratado durante el ejercicio y después de éste.

3. Ten en cuenta la seguridad:

Aunque el paddle surf parezca una actividad tranquila y sin riesgos, no debemos olvidar que se practica en el mar (o en cualquier otro medio acuático) y sus condiciones pueden cambiar de un momento para otro. Por esto, te recomendamos utilizar un chaleco salvavidas o de flote inherente. Este último es bastante menos incómodo para remar y te puede ahorrar más de un susto.

En cualquier caso, lo que no puede faltar nunca en tu tabla es el leash o correa de seguridad. Este elemento, que va atado a tu pierna y a la tabla de SUP por el otro extremo, impedirá que te alejes de la tabla en caso de caer al agua.

Por último (y aunque resulte obvio):

  • Evita acercarte a zonas rocosas o con poca profundidad.
  • Mantén una distancia prudencial con el resto de paddlers.
  • Aléjate de las embarcaciones a motor.

4. Las piernas son tus aliadas:

Sitúa los pies ligeramente separados a la altura del asa de la tabla, en línea recta con tus hombros, y mantén las rodillas ligeramente flexionadas. Una vez que estemos colocados, las piernas contribuirán a mantener el equilibrio pero también nos ayudarán en la remada. Intenta relajarte y disfrutar, y verás cómo consigues una gran estabilidad.

No te preocupes. Más adelante veremos con más detalle cómo subirte y mantenerte de pie en la tabla de paddle surf. 🙂 

5. Mira hacia el horizonte:

A priori te puede parecer una tontería, pero mantener la mirada en el horizonte nos ayuda a tener el cuerpo en la posición correcta encima de la tabla. En cambio, si bajamos la vista hacia nuestros pies e intentamos mirar el agua a nuestro alrededor, perderemos la verticalidad y seguramente acabaremos cayendo.

Recuerda mantener las rodillas ligeramente flexionadas, la espalda recta y la cabeza en alto. Adoptar una buena postura sobre la tabla de paddle surf nos evitará innumerables lesiones.

6. Ayúdate del cuerpo para remar:

Un error común entre los principiantes del paddle surf es intentar remar utilizando sólo los brazos. El SUP es un deporte muy completo y en cada remada intervienen el pecho, el abdomen y las piernas, acompañando a los brazos.

Para ello, coloca correctamente las manos en el remo: una en el pomo y la otra en torno a la mitad de la pértiga. De esta forma, evitarás sobrecargar los codos y los hombros, estarás trabajando con todo tu cuerpo, y avanzarás sobre el agua mucho más rápido y con menos esfuerzo.

Si sigues leyendo, más abajo te enseñamos cómo remar en paddle surf de una forma óptima.

7. Aprende a caer:

El paddle surf es una actividad que requiere un gran control del equilibrio, por lo que te caerás muchas veces hasta que te hagas con la técnica.

Ya que no las podemos evitar al 100%, controlar las caídas es vital. Las tablas de SUP suelen ser pesadas, grandes y duras. Si caemos muy cerca de la tabla, nos podemos golpear con ella. Practica cómo caer para que cuando ocurra no te hagas ningún daño.

8. Actitud, actitud, actitud:

Aprender y perfeccionar cualquier deporte requiere constancia y perseverancia, y el paddle surf no iba a ser menos. Tómate el aprendizaje con calma y buen humor. Así, aprenderás mucho más rápido y te lo pasarás pipa mientras lo haces.

Además de estos consejos básicos, elegir la tabla y el remo de paddle surf adecuados PARA TI es fundamental para aprender paddle surf y progresar correctamente.

Con estos 8 principios en mente, ya podemos dar el siguiente paso.

Cómo subirte y mantenerte de pie en la tabla de paddle surf

Adoptar la posición correcta sobre la tabla es imprescindible para garantizar el equilibrio y evitar cualquier tipo de lesión, además de que nuestro progreso será mucho más rápido.

Los pies deben colocarse en la mitad de la tabla e ir separados a la altura de los hombros. Si flexionas un poco las rodillas, colocas la espalda recta y mantienes la mirada al frente ganarás estabilidad.

Prueba primero con la tabla sobre la arena. Cuando tengas clara la postura, asegura la tabla con el leash a tu pierna. Es importante que el velcro de sujeción quede bien fijado a la tabla, puesto que la correa de seguridad será nuestro contacto permanente con ella si caemos al agua. Coloca el leash en tu tobillo o por debajo de la rodilla, asegurándote de que el pivote de salida queda hacia fuera para no tropezar con el cable.

Ahora sí… ¡al agua pato!

Una vez en el mar, la mejor manera de subir a la tabla de paddle surf es por la parte trasera (cola o tail de la tabla).

Si hay un poquito de corriente, lo ideal es entrar en el agua en posición surf tumbados sobre la tabla. De esta manera, podremos nadar sobre la zona de olas con seguridad, evitando caernos hasta sobrepasar la rompiente.

Cuando entremos tumbados sobre la tabla de paddle surf, debemos mantener la pala del remo debajo de nuestro pecho y en paralelo a la longitud de la tabla. Sujetando el remo con el peso de nuestro pecho, podremos avanzar sin problemas utilizando los brazos.

Una vez superada la rompiente, podemos ponernos de rodillas. Antes de hacerlo, colocamos el remo en posición perpendicular a la tabla y las rodillas en la zona de estabilidad, a la altura del asa. En esta posición, podemos empezar a remar. Lo ideal es ir dando dos o tres remadas a cada lado.

Mantenernos de rodillas sobre la tabla de paddle surf en la zona del centro nos ayudará siempre que tengamos problemas de estabilidad por las olas o por el viento, es una posición cómoda y fácil.

Cuando estemos seguros, volvemos a poner el remo en perpendicular a la tabla para levantarnos sin perder el equilibrio. Colocamos los pies a ambos lados del asa, a la altura de los hombros, en el lugar en el que teníamos las rodillas.

Una vez de pie sobre la tabla de paddle surf, cogemos el remo correctamente (con una mano en la empuñadura y la otra a mitad de la pértiga) y comenzamos a remar hacia nuestro destino. Recuerda dar dos o tres remadas por cada lado para avanzar de forma recta.

¡MIRA ESTE SÚPER RESUMEN SOBRE CÓMO MONTAR EN LA TABLA DE SUP!

A modo de resumen, podemos distinguir cuatro posiciones básicas encima de la tabla:

1. Prono o tumbado.

2. Sentado.

3. De rodillas.

4. De pie.

A medida que nos vayamos sintiendo cómodos con cada una de ellas, podemos pasar a la siguiente posición hasta lograr mantenernos de pie sobre la tabla de paddle surf y practicar la remada.

Cómo mejorar tu equilibrio sobre la tabla de paddle surf

La práctica del paddle surf es una de las actividades más completas que podemos encontrar, ya que pone a trabajar todo el cuerpo a la vez que te permite disfrutar de auténticas maravillas de la naturaleza.

A la hora de mantener el cuerpo equilibrado en el centro de la tabla y de ejecutar correctamente cada remada, se trabajan prácticamente todos los grupos musculares del cuerpo. El tren superior es el encargado de realizar la fuerza necesaria a través del remo para desplazar la tabla, mientras que el tren inferior tiene la función de controlar el equilibrio sobre la tabla.

Por tanto, toda nuestra musculatura está activa en todo momento: la zona lumbar, el abdomen, las piernas, los glúteos, el pecho, los brazos... Además, entran en juego articulaciones como las rodillas, las caderas y los hombros, las cuales nos ayudan a ganar estabilidad sobre la tabla de paddle surf.

Si quieres conocer todos los beneficios del SUP para la salud, te damos 5 razones top para practicar el paddle surf.

Para mejorar nuestra técnica de paddle surf y sentirnos más seguros sobre la tabla, podemos realizar una serie de ejercicios a modo de entrenamiento y preparación. Estos ejercicios los puedes realizar tanto al aire libre como en casa, ya que no requieren de material específico. La mayoría de ellos sencillamente consisten en trabajar con nuestro cuerpo.

Te explicamos cuáles son los 10 ejercicios que te ayudarán a mejorar tu paddle surf mejorando tu equilibrio.

Cómo remar en paddle surf

Una vez que tenemos claro cómo posicionarnos sobre la tabla y cómo sujetar el remo, el siguiente paso es conocer la técnica correcta de remada en paddle surf.

Podemos dividir la remada en tres fases para entenderla mejor:

1. Alcance:

En esta etapa, introducimos el remo en el agua. Los brazos deben estar totalmente extendidos para que el remo se mantenga en posición vertical. Introduce el remo lo más profundo que puedas, toda la pala y un pequeño tramo de la pértiga, para que la remada tenga energía. A la vez, adelanta un poco la cadera del lado del remo para coger mejor impulso.

2. Tirón:

En esta etapa, es donde entra realmente en juego la energía. Mantén el brazo de la mano posicionada en la pértiga del remo totalmente recto y realiza un movimiento de torsión en el hombro para obtener una buena posición, dando energía a la remada. Procura que este movimiento sea siempre consistente y limpio.

3. Recuperación:

Esta etapa comienza tras terminar el movimiento del tirón, cuando la pala llega a la altura de tus pies. En este momento, hay que sacar el remo del agua. Cuando el remo esté completamente fuera del agua, debería estar ligeramente por detrás de tu cuerpo. Una vez que tengas la pala encima del agua, rótala unos 90 grados hacia la tabla. Si la remada es por el lado derecho será en sentido antihorario; si es por el lado izquierdo será en sentido horario, logrando reducir la resistencia al viento.

Después, vuelve a la posición de alcance para dar una nueva remada.

Cuando estés remando, debes evitar mirar hacia la tabla. Sus bordes no son rectos, por lo que remarás haciendo un arco sin darte cuenta y perderás tu rumbo. Mantén la cabeza en alto mirando hacia el horizonte, así lograrás también un mayor equilibrio.

¿Quieres saber más sobre las dos técnicas de remada de paddle surf que existen?

¡MIRA ESTE VÍDEO RESUMEN SOBRE CÓMO REMAR EN PADDLE SURF!

Otro aspecto que debemos tener en cuenta en la práctica del paddle surf es el viento.

Cuando practicamos el paddle surf, resulta agradable tener el viento de espalda, pues nos ayuda a remar y eso siempre es de agradecer. Sin embargo, cuando nos toca remar con el viento de cara o lateral sentirás cómo te cansas más de lo habitual y avanzas lentamente.

En esta situación, la solución es bajar el cuerpo flexionando las piernas para reducir la resistencia al viento. Desde esta posición, podemos coger el remo más abajo y dar remadas más rápidas y cortas. Esto nos ayudará a mantener el equilibrio.

Si además del viento el mar está agitado, tendremos que sobrepasar pequeñas olas que parecen baches y harán que frenemos o aceleremos cada vez que golpeen nuestra tabla. Si esto ocurre, tendremos que ajustar constantemente nuestra remada para evitar coger estos baches de frente.

Si aun así sentimos que el viento aumenta y no avanzamos, nos pondremos de rodillas y cogeremos el remo por la pértiga para remar. Incluso podemos tumbarnos boca abajo sobre la tabla con la pala debajo de nuestro pecho, tal y como cuando entramos al mar. Esto nos permitirá remar con los brazos y acercarnos poco a poco a la orilla.

Existen multitud de accesorios para paddle surf que hacen que nuestras salidas al mar sean mucho más cómodas, placenteras y seguras. Sea cual sea la situación meteorológica a la que te enfrentes, es importante que nunca te separes de tu tabla. Es por esto que insistimos tanto en el uso del leash como elemento principal de seguridad.

Uno de los accesorios imprescindibles en cualquier modalidad de paddle surf es el leash o invento. Si quieres informarte un poquito más sobre el tema, así como conocer otros accesorios para SUP que no pueden faltar en tu equipo, echa un vistazo a este artículo.

Cómo frenar y girar con la tabla de paddle surf

Casi nos atrevemos a decir que, en el paddle surf, la técnica de frenado es el aspecto más sencillo de la navegación. Para frenar la tabla, lo único que tenemos que hacer es mantener el remo vertical a la altura de nuestro cuerpo, sujetándolo firmemente con una mano en el pomo y la otra a mitad de la pértiga, y con la pala parcialmente introducida en el agua.

La fricción que generamos de este modo nos detendrá progresivamente. Frenaremos más o menos, en función de si introducimos la pala más o menos en el agua.

Debemos tener en cuenta que si frenamos sólo desde un lado de la tabla de SUP, ésta tenderá a desviarse. Por tanto, para frenar sin desviarnos de nuestro rumbo hemos de realizar el movimiento de frenado a ambos lados de la tabla.

Como ves, la técnica de frenado también se puede utilizar para girar. Aunque si queremos realizar giros un poquito más rápidos y con mayor dinamismo, podemos elegir entre estas dos técnicas:

1. Remada abierta: en lugar de remar con el remo pegado a la tabla, podemos hacerlo con la pala más separada de la tabla. Cuanto más abierta sea la remada, más girarás.

2. Contrarremada: permite girar más rápidamente y con menor esfuerzo. A diferencia de la técnica anterior, la contrarremada se puede considerar una parada en seco y un cambio de sentido. Consiste en mantener la pala un poco por detrás de nuestro cuerpo y realizar un movimiento ligero de remado hacia delante, en dirección contraria a la del agua.

Si tienes un mayor nivel y dominio del paddle surf, puedes realizar giros al estilo surf: llevando una pierna atrás, hundiendo la cola de la tabla en el agua y realizando un giro más radical.

Lo importante es que pruebes las distintas técnicas de giro que existen hasta descubrir con cuál o cuáles de ellas te sientes más cómodo. Con la práctica, notarás cómo vas logrando un control absoluto sobre la frenada y los giros en paddle surf.

Aprende con este vídeo cómo frenar y girar con tu tabla de paddle surf... ¡Y a ponerlo en práctica!

Cómo coger olas en paddle surf

Si eres más aventurero y piensas que eso de realizar travesías con tu tabla de SUP está muy bien pero necesitas algo más, tenemos una buena noticia para ti…

¡El paddle surf y las olas son perfectamente compatibles!

Para unir el paddle surf y las olas necesitamos tener un control del equilibrio extra sobre la tabla. A medida que pasemos horas sobre ella remando, ganaremos experiencia y confianza en nosotros mismos para dar un paso más. El mar es un medio tremendamente cambiante, por lo que salir con nuestra tabla cuando sople un poco de viento o haya olas nos forzará a progresar en nuestro aprendizaje y a salir de nuestra zona de confort.

Cuando dominemos perfectamente el equilibrio, la remada, las técnicas de frenado y los giros, es hora de empezar a coger olas con nuestra tabla de paddle surf.

Antes de entrar al agua, asegura la tabla colocando el leash en tu pierna, ya que seguramente caerás varias veces durante tu aprendizaje con las olas.

Después, busca una zona donde no haya bañistas ni otros paddlers cerca para evitar molestaros mutuamente.

Para coger una ola, siempre nos tenemos que posicionar de espaldas a ella y mantener la postura correcta sobre la tabla: pies en paralelo a la altura del asa, rodillas ligeramente flexionadas, espalda recta y cabeza alta mirando al frente.

Recuerda que, para coger olas con la tabla de SUP, es importante ir a una velocidad similar a la ola. Si no vamos con suficiente velocidad en olas que no tienen mucha fuerza, la ola pasará por debajo de nuestra tabla y no la podremos surfear.

Para alcanzar la velocidad necesaria, lo ideal es realizar unas cinco remadas potentes por el mismo lado sin que la tabla se nos desvíe. Para ello, debemos mantener el remo perpendicular al agua, completamente vertical, y remar empujando el agua hacia abajo en lugar de hacia atrás. Con remadas cortas que terminen a la altura de nuestros pies, lograremos que la tabla avance recta y alcance la velocidad suficiente para coger la ola.

¿Y qué tengo que hacer para coger olas más grandes?”, quizás te preguntes.

Pues bien, si la clave para acercarnos a olas pequeñas está en la remada, podemos decir que la clave cuando las olas son más grandes está en la posición de nuestro cuerpo. Ésta es la que determinará que podamos coger la ola o no.

Para coger la ola con nuestra tabla de paddle surf, el peso de nuestro cuerpo debe estar por delante de la ola. Para ello, hemos de cambiar la posición de nuestros pies sobre la tabla: pasarán de estar paralelos a colocarse en posición de surf. Este cambio en la posición de los pies se debe realizar cuando empecemos a notar que la ola nos empuja o levanta la parte trasera de la tabla.

En este momento, podemos dar un pequeño salto o simplemente recolocar nuestros pies hasta situar el pie trasero a la altura de las quillas. Recuerda que el leash debe ir en la pierna que queda detrás para evitar enredarnos.

Flexiona las rodillas, mantén la espalda recta y deja el peso del cuerpo sobre el pie delantero. Si llevas la velocidad adecuada, notarás cómo la tabla acelera a medida que nos lleva la ola.

¡MIRA ESTE VÍDEO RESUMEN SOBRE CÓMO COGER TU PRIMERA OLA EN SUP!

En cuanto al frenado y el giro, puedes aplicar lo que hemos explicado un poco más arriba. En el paddle surf, el remo es uno de tus mejores aliados.

A base de practicar, lograrás controlar tanto la velocidad que has de alcanzar como la posición que has de adoptar para coger cada ola en función de sus características. No es algo extremadamente difícil; todo lo contrario, harás que tu paddle surf sea mucho más divertido y completo al acercarte a las olas. Seguramente te caerás muchas veces al agua hasta dominar la técnica, eso sí. Pero también forma parte del aprendizaje. 😛

En todo caso, cuando caigas ten mucho cuidado con las olas, controla dónde queda la tabla para evitar golpes y no sueltes nunca el remo.

A medida que vayas ganando experiencia, podrás coger olas más grandes y disfrutarás más si cabe del fantástico deporte que es el paddle surf.

Dónde practicar el paddle surf

¿Cómo hacer paddle surf? y ¿Dónde hacer paddle surf? son dos de las cuestiones básicas que todos los principiantes del paddle surf nos hacemos cuando nos acercamos a su divertido mundillo.

La respuesta a la primera pregunta la hemos aclarado a lo largo del artículo, explicando paso a paso todo el proceso sobre cómo hacer paddle surf.

En cuanto a la segunda pregunta, existen multitud de rincones por toda España (y, ni qué decir tiene, por el mundo) donde hacer paddle surf: Barcelona, Mallorca, Ibiza, Valencia, Alicante, Málaga, Cádiz, Asturias, Cantabria… y así un sinfín de lugares más en los que podemos disfrutar del SUP con nuestra tabla y remo.

Echa un vistazo a esta guía y descubre los 10 sitios más impresionantes de España donde hacer paddle surf.

Si es la primera vez que te acercas a este divertido deporte, te recomendamos empezar la iniciación en el paddle surf en una escuela de paddle surf. Seguramente con dos o tres clases de SUP será suficiente para que aprendas a defenderte por ti mismo sobre la tabla.

Realizar un curso de paddle surf tiene múltiples ventajas:

1. El instructor te enseñará sobre tierra los pilares básicos del SUP: cómo colocarte en cada posición, cómo ponerte de pie, cómo subirte a la tabla cuando caigas al agua, cómo remar, cómo girar y frenar, etcétera.

2. Descubrirás tus puntos fuertes y débiles sobre la tabla, y el instructor te ayudará a mejorar en aquellos aspectos que más te cuesten.

3. Aprenderás cada técnica correctamente, evitando adquirir malos hábitos que podrías adoptar si empiezas a practicar el paddle surf por tu cuenta.

4. Progresarás más rápido.

5. Podrás probar diferentes tipos de tablas y remos para descubrir cuáles de ellos se adaptan mejor a ti. El servicio de alquiler de tablas de paddle surf que ofrecen las escuelas te ayudará a tener las ideas más claras cuando quieras comprar tu propio equipo de SUP.

Te aseguramos que cuando tomes un par de clases de paddle surf, ya estarás enganchado a este increíble deporte y deseando tener tu propio material. 🙂

SI QUIERES SABERLO TODO SOBRE TÉCNICAS Y CONSEJOS DE PADDLE SURF, NO TE PUEDES PERDER ESTOS ARTÍCULOS

Este sitio web utiliza cookies tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar